Península del Cabo, naturaleza por sus cuatro costados

Han transcurrido casi dos años desde mi escapada de 48 horas al abrigo de las montañas. Aquí un monográfico del recorrido que hice por la Península del Cabo.

DE CAMINO A LA RESERVA NATURAL DE LA PENÍNSULA DEL CABO

SIMON’S TOWN

Esta población, la última con una gama de servicios decente antes de encaminarme hacia la Reserva Natural de la Península del Cabo, es más conocida por albergar la requete fotografiada Boulders Beach, en la que habita una inmensa colonia de pingüinos africanos. Pero normalmente huyo de los lugares turísticos así que ¡nada de pingüinos!

Vistas desde 3 on Rocklands, mi alojamiento en Simon’s Town, encontrado en Booking
¡En marcha! Los colores del amanecer son tan cambiantes como sobrecogedores

RESERVA NATURAL DE LA PENÍNSULA DEL CABO, COSTA ESTE

FARMER’S CLIFF TRAIL

Primera parada ya dentro de la Reserva Natural de la Península del Cabo. Este sendero teóricamente me llevaría hasta mi siguiente parada en 8 kilómetros de sube-baja por un estrecho camino de 8 kilómetros, pero el recorrido que me he propuesto por la reserva natural no me permite invertir mucho tiempo en cada lugar, así que camino un par de kilómetros desde el parking de tierra del mirador de Smitswinkel Bay hasta un acantilado y regreso al coche.

Smitswinkel Bay, esperando ver despuntar el sol
Amanece sobre el Atlántico, al pie de Judas Peak
Judas Peak

BUFFEL’S BAY

A pesar del buen estado de la carretera que me lleva hasta aquí, a pesar de la piscina natural que invita al baño y a pesar de las barbacoas de obra que invitan al picnic y al esparcimiento con familia y amigos — braai— nadie se ha cruzado en mi camino aún. Esta soledad salvaje me entusiasma, aunque algunas fuentes invitan a la cautela en determinados lugares aislados.

La protea es la flor nacional de Sudáfrica, de la que existen casi 400 tipos diferentes (en la foto leucospermum oleifolium)
Dias Cross —monumento al navegante portugués Bartolomeu Dias, descubridor de Cabo Verde y el primero en doblar el Cabo de las Tormentas— y piscina natural.
Haemanthus coccineus, más conocida como Flor Antorcha o Lirio de Pincel
Buffel’s Bay. Al fondo Die Boer, Paulsberg y Judas Peak
Actinaria, lo que viene siendo una anémona de toda la vida
Las gigantescas algas Kelp (Macrocystis Pyrifera) pueden llegar a medir más de 60 metros. Se usan primordialmente como espesante, con fines medicinales y hasta como fertilizante.
Si alguien sabe qué es esto, que lo diga ahora –contribuirá a mi salud mental– o calle para siempre
Cara…
…y cruz.

RESERVA NATURAL DE LA PENÍNSULA DEL CABO, COSTA OESTE

DE CAMINO AL CABO DE BUENA ESPERANZA

El supuesto punto más austral del continente africano — se disputa ese puesto con el Cabo de Agujas, también en Sudáfrica— cambió de nombre bajo el reinado de Juan II del Reino de Portugal, al considerar que Cabo de Buena Esperanza resultaba más alentador y reflejaba el sentir general al haber descubierto una nueva ruta hacia la India. Lugar de culto para todo viajero que se precie, la instantánea en el Cabo se queda en tareas pendientes al ver la cantidad de autobuses aparcados junto a la carretera.

Platboom Beach. Un regalo para la vista. ¡Y no sé cuántos llevo sumados ya hoy1
Kleine Butch. Caminata vigorizante de una playa a otra entre arena, rocas y viento, mucho viento.
Gaviotas y babuinos se muestran algo tímidos…
Dead man’s fingers (Splachnidium Rugosum)
Bellotas de mar (Balanus)
Carabela portuguesa (Physalia Phisalis)
Restos de artes de pesca en Maclear Beach, la última playa antes de llegar al Cabo de Buena Esperanza

THOMAS T. TUCKER SCHIPWRECK TRAIL

La historia del Thomas T. Tucker es digna de un guión de película, pero la resumiré contando que fue uno de los 2500 buques Liberty construidos durante la II Guerra Mundial para ayudar a los países aliados. En 1942, este navío encalló en esta zona de la costa africana, huyendo de los submarinos de las Potencias Eje que pululaban por la zona.

Naturaleza viva y muerta se concentra en poco más de 3km de sencillo trail costero
Restos del naufragio
Brungvigia Guttata o Lirio Parasol

OLIFANTSBOS

El interior de Olifantsbos está cuajado de Fynbos, formaciones vegetales típicas de la Península del Cabo compuestas por gran variedad de plantas. Los incendios que los asolan cada cierto tiempo son necesarios para su reproducción ya que humo favorece la germinación de las semillas y el fuego acaba con las plantas antiguas o muertas. Puede que el reciente incendio y la brutal sequía que padeció la zona en los primeros meses de 2018 sean el motivo por el que avisto tan pocos bichos: 2 babuinos, 1 avestruz, 1 tortuga y 3 lejanos bontebok…

La plenitud de los grandes espacios…
El suelo alcalino y arenoso lo vuelven poco fértil y con escasa capacidad para retener agua.
Cone Bush Flower

VUELTA A LA CIVILIZACIÓN

Abandono la reserva natural con el sabor agridulce de haberme encontrado con un tesoro mayor del que esperaba. Inolvidable. Aleccionador. Mágico. No sé cuando volveré a disfrutar de una experiencia así. Mereció la pena.

Scarborough Beach, entramos de lleno en el mundo surf.
Vista desde Misty Cliffs (sur)
Vista desde Misty Cliffs (norte)
Noordhoek Beach en Kommetje, se encuentra
Hout Bay, a tan solo 20km de Ciudad del Cabo, a los pies de Chapman’s Peak

5 Comments

  1. Pingback: 48 horas al abrigo de las montañas del Cabo – Corre Vuela Muévete

  2. Monique Duthiers 19 abril, 2020 at 12:35

    Muchas gracias, Tata. Nos ayuda a soñar con tiempos mejores😘

    Reply
    1. Nat 19 abril, 2020 at 13:04

      Un proverbio árabe dice que «lo que viene es mejor que lo que se ha ido». Una buena forma de imaginar el futuro…

      Reply
  3. Sonia 22 abril, 2020 at 20:26

    Que riqueza de historias obrigado 😍

    Reply
    1. Nat 23 abril, 2020 at 16:50

      ¡Qué ilusión que me lean desde tan lejos! Obrigadinha

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *